La infancia en el cine colombiano

Volver Atrás
 
libro sobre las piernas de una persona

Camilo Bácares Jara es sociólogo con maestría en políticas sociales y está realizando un doctorado en educación. En 2016 fue ganador de la Beca de investigación sobre la imagen en movimiento, una convocatoria liderada por la Cinemateca Distrital que incentiva la investigación. El proyecto ganador de Bácares, se materializó en un libro que la entidad publicó y lanzó en la reciente Feria del libro, allí La infancia en el cine colombiano, miradas, presencias y representaciones, se encontró con su primer público.   

El libro de Bácares muestra el interés del autor por los temas de infancia, sus  investigaciones se mueven en diferentes conceptos interdisciplinares: la infancia desde el punto de vista de la guerra, de lo jurídico, también desde la política pública y los hechos culturales.

“Al ser interdisciplinar hay una fusión de todo, me di cuenta que la relación del cine y la infancia es tremendamente fecunda a nivel sociológico y de eso no hay nada con solidez académica, por lo menos en castellano. Por eso me presenté, trataba de buscar qué se producía en el encuentro sociológico entre esas dos categorías, que de por sí, son categorías autónomas, sea la infancia o sea el cine y lo que hice fue mirarlas a través de otras tres nociones. La mirada, cómo los niños miran desde el cine, cómo miramos a los niños, cómo ha sido regulada la mirada de nosotros y de los niños hacia ellos a través del cine, hay un montón de discursos de censura religioso, psicológico, económico que están presentes ahí. La otra, es la categoría de la presencia,  qué tanto parece un niño histórico y no un niño estereotipado o un bajo la convención agustiniana y finalmente, las representaciones también del niño en el cine colombiano que repiten como los epistemes oficiales en torno a la infancia, es decir: que el niño es víctima, es inocente, es incapaz .. yo creo que aparte del cine de Gaviria, no hay un cine muy potente alrededor de la infancia”.

El texto presenta una mirada muy amplia que no solamente mira el cine del país sino que está en esa permanente discusión entre el nacional y el internacional. La línea de tiempo de la investigación abarca desde los comienzos del cine colombiano hasta 2016. También tiene invitaciones a seguir produciendo alrededor de temas que faltan abordar, por ejemplo, el cine producido por los niños, uno hecho netamente por ellos que no sea pedagógico escolar.

La idea original surgió en 2009 como un regalo sociológico a un profesor que tuvo Bácares en Perú, un maestro llamado Alejandro Cussiánovich, la idea del cine y la infancia rondaban a Camilo, pero no sabía dónde aplicarla y dónde encontrar recursos para ejecutarla, fue ahí cuando vio una oportunidad con la beca. Luego sumó lo desarrollado en trabajos anteriores, artículos, libros y clases. La escritura la realizó entre 2016 y 2017. El estímulo al que se presentó Bácares está abierto, su cierre es el 17 de mayo, consulte las condiciones de participación.

El sociólogo se presentó cuatro veces a la beca de la Cinemateca, con cada rechazo fue puliendo su investigación hasta que quedó seleccionado en 2016. Para Camilo, lo atractivo de la beca no era el dinero, porque puede ser un poco corto para desarrollar la investigación, lo que consideró valioso fue la publicación del libro, poder materializarlo.

“El libro tiene la ventaja de ser polifacético en términos de público. Es una historia del cine colombiano desde la infancia y a la vez es una historia de la infancia desde el punto de vista del cine. También es un documento que trabaja la idea de imagen y del cine como dato, puede aportar en términos de dinámicas de investigación académica utilizando imágenes como información visual, de eso hay muy poco y eso fue un problema a la hora de desarrollar mi investigación. También es un libro que le ayuda a los realizadores a ubicarse históricamente a lo hora de producir cine”, añade Bácares.

Descargue aquí el libro La infancia en el cine colombiano, miradas, presencias y representaciones

Actualmente Camilo aza, continúa con sus investigaciones y publicando artículos en la web, a eso le suma su participación como acompañante a un cineclub que conoció en la investigación, va sin falta todos los sábados hasta el Colegio Inem, en Kennedy. Esa iniciativa pedagógica se llama La caja negra y es liderada por Juan Camilo Rodríguez, él junto a cerca de 10 integrantes de la Institución educativa llegaron hasta el salón Ecopetrol en Corferias, durante la Filbo, para ser esta vez los acompañantes del autor.