“Un mundo sin adultos”, encuentro con su niño interior

Volver Atrás
 

¿Qué significa crecer en un mundo donde los límites entre la infancia y la adultez parecen difusos?, es la pregunta que quiso resolver la productora y distribuidora: Emilia II Cine, al postular este año su proyecto en el estímulo Beca de curaduría audiovisual de la Alcaldía que ofrecía un estímulo por $25 millones y que finalmente ganaron con la muestra Un mundo sin adultos. Esta selección de películas estará entre el 24 y 31 de octubre en la Cinemateca Distrital.  

 

Cada una de las 22 películas contemporáneas que hacen parte de esta muestra ofrece una respuesta diferente, juntas proponen una semana llena de juego, descubrimiento y caos. Esta es una invitación para los que todavía son niños y jóvenes, para los que tienen hijos, hermanos o primos, para los que recuerdan esa época con rabia, nostalgia, para los que sienten que la adultez los aplacó y para los que todavía se resisten.

 

Un mundo sin adultos incluye cortos y largos, algunos se estrenan por primera vez en Colombia o en Bogotá y recorre desde caminos desolados en Grecia hasta la intimidad de un apartamento bogotano. También habrá películas para niños, como El libro de Lila o El niño y el mundo. Además, tres conversatorios sobre cine y juventud, donde participarán el cineasta Víctor Gaviria, el escritor e investigador Francisco Montaña y cuatro jóvenes directores colombianos que presentarán sus cortos en la sección Ausencias y resentimientos.

 

Afiche Un mundo sin adultos

Afiche Un mundo sin adultos

 

Andrés Isaza, uno de los programadores de Un mundo sin adultos, habló de lo que significa para ellos ser ganadores de la beca y su motivación para la temática de esta muestra.

 

¿Cómo nació la idea de Un mundo sin adultos?

La curaduría de esta muestra nació espontáneamente, muy orgánicamente. Somos tres los curadores de esta muestra: Sara Fernández y Andrés Ardila, los tres somos realizadores audiovisuales. En nuestro cine hemos enfrentado dos generaciones, cuestionando la infancia, la superación y los rituales de paso.

 

Muy instintivamente dijimos ‘acá hay una fantasía de un mundo sin adultos’ y empezamos a plantearnos, qué hay en un mundo sin adultos, a preguntarnos qué puede caber acá, qué hay por revisar sobre la infancia, la juventud, qué nos puede decir el cine contemporáneo de esta ruptura, qué pasa cuando se enfrenta a los adultos.   

 

¿Qué se va a encontrar el espectador en esta muestra?

Encontrarán dos visiones, una de formación, de aprendizaje, lejos de las formas de la tradición; la otra es la de un mundo caótico que se destruye así mismo, cosas que no funcionan. Poder hablar de lo que es el mundo de la razón, en algunos momentos históricos, como no adultos empieza a ser la heterogeneidad de visiones.

 

También quisimos destacar lo que se está haciendo internacionalmente, trayendo directores que han estado por todo el mundo, cintas que se estrenan por primera vez en el país o películas que han tenido un pequeño circuito. Las más grandes que tenemos son las colombianas: La Vendedora de rosas y Adios entusiasmo.

 

Foto La Tribu director Myroslav Slaboshpytskyi

La Tribu director Myroslav Slaboshpytskyi

 

¿Por qué hacer una muestra para jóvenes?

Quisimos pensarla joven y fuera de esquemas, los esquemas hacen suponer lo que un determinado público quiere ver. Los jóvenes son un público complejo, ellos cuentan con acceso inmediato a la tecnología, a las películas, a contenidos, etc, llevarlos a una sala de cine es un reto muy difícil hay entenderlos como algo muy complejo que entienden de política, que tienen ganas de aprender y emocionarse con el audiovisual.

 

El cine tiene dos facultades, por un lado debe ser muy emocionante, debe generar experiencia en esa sala oscura, además de propiciar una reflexión importante.

 

¿Qué significa para ustedes ser ganadores de esta Beca de la Cinemateca Distrital?

Los tres somos recién graduados de la Universidad Nacional de Colombia y esta beca es una oportunidad muy chévere para poder empezar una carrera como programadores y curadores.

 

Este es un proyecto que nos unió mucho para hablar el cine, para entenderlo, para preguntarnos qué hay, qué es necesario en esta ciudad para el público y cómo hacer un evento que mueva a la gente y a los jóvenes, aunque en la Universidad tuvimos un cine club con el que empezamos a hacer estos acercamientos.

 

¿Por qué ir a ver las películas de Un mundo sin adultos?

Queremos que la gente vaya a la sala, encuentre su niño interior, se vuelva a relacionar con él, se encuentre con su adolescencia, su rebeldía. Consideramos que la infancia es de donde todos venimos, nosotros decimos que es la patria original.

 

Foto Niñato director Adrián Orr

Niñato director Adrián Orr

 

La inauguración es este miércoles 24 de octubre a las 6:30 p.m., el ingreso es con boleta en la taquilla y la película Paisaje en la niebla dirigida por Theo Angelopoulos que fue estrenada en 1988, cuenta la historia de dos niños griegos que buscan a su padre, emprenden un viaje hacia Alemania, durante el cual encontrarán el bien y el mal, la verdad y la mentira, el amor y la muerte, el silencio y el verbo.

 

Y para saber si lo que afirman sus programadores es real, consulte la programación “Aquí están las respuestas que buscan y las preguntas que tal vez nunca imaginaron”.

 

Trailer Un mundo sin adultos

 

Por: Litza Alarcón